viernes, 27 de abril de 2012

Mucho arte

Ahi va otro bocetillo de la amiga Raquel. Me dice que los tiene que perfeccionar, que esto es solo para hacernos una idea aproximada. 
Por hoy nada mas, que voy con un monton de bulla a una especie de boda pagana en mitad del campo que al parecer dura cuatro dias. Es decir, me voy de boda gitana...oleeeeeeee.
See you soon!

jueves, 26 de abril de 2012

Am I a pyme?

Antes que nada, tengo que deciros que esta entrada no seria aceptada por la Real Academia jamas. Y a que se debe tal conclusion? Pues a que no habra ni una sola tilde, una "enie" o un signo que abra interrogacion. Es lo que tienen estos ordenadores guiris, o mas bien, lo que no tienen. Pero bueno, me conformo con haber encontrdo la @ y el signo final de interrogacion, que en estos ordenadores, estan perdidos en el extenso teclado, a saber por que.
Ahora mismo estoy en Denbigh, un pueblo chiquito al norte de Gales, precioso, gris y verde por todos lados, con las casitas todas iguales pero con cada puerta de un color. Como de cuento celta. Esta ha sido la primera parada despues de llegar a Liverpool y meterme una pedazo de hamburguesa con patatas fritas y una pinta de Stella entre pecho y espalda. Asi acabe, sin poder dar un paso y un poquillo bolinga.
Ya estando aqui, y con esto enganchamos con los que nos interesa a todos, recibi una nueva propuesta muy interesante de otra persona. Es un amigo de la adolescencia con el que luego coincidia de vez en cuando por la facultad. Dice en su mensaje que se siente identificado con lo que estamos escribiendo en este blog y que tambien esta montando algo por su cuenta, cosa que me parecio genial. De hecho, se licencio en Periodismo y Teleco, obtuvo el Doctorado en Periodismo, y para resumir un poco, porque aqui hay mucho donde rascar, estudio un master sobre nuevas tecnologias y ha currado ya en los departamentos de comunicacion de un par de empresas. Casi na. Pues bien, ahora, el amigo Juan ha creado algo llamado Groupyme (http://www.groupyme.com/), un lugar en internet donde se publican promociones y descuentos de hasta el 70% en productos y servicios ideados por pymes y para pymes. Pero espera, espera, que me ofrece, por ser coleguillas y eso, dichos productos y servicios a precio de coste weeeee!! 
A partir de ahora estare muy atenta a ver que me puede venir bien, porque me voy a aprovechar mucho de estas proposiciones, ouh yeahh.
Nos ha tocado buscarnos la vida en todos los sentidos, a esta nuestra generacion, pero me parece que no lo estamos haciendo del todo mal, no creeis?


Por hoy, nada mas. Solo que hace poco dije que a lo mejor tendria que buscar a alguien para que me sustituyera al mando de la casa de huespedes. Pues bien, esa idea se disipa cada vez mas. Quiero decir que todo indica a seguire siendo yo la que maneje la barca. 


Un besazo desde tierras humedas y descoloridas, ah, y con muchisimas ovejas, cuatro por persona, nada menos. Por algo los llaman... 
Hasta la proxima!

lunes, 23 de abril de 2012

Cardiff calling


Buenas noches noches, señores. Las cosas siguen más o menos igual que ayer, es decir, que no hay muchas novedades en el frente. Lo único que podría resultar medianamente llamativo es que la chica organizadora de excursiones que iba a venir a ver el piso la semana pasada, y que al final no me llamó, sigue interesada. El amigo que tenemos en común me ha llamado hoy para mediar de nuevo y que le enseñe el piso a esta chica. Pero tendrá que ser la semana que viene porque ya sabéis, me largo a tierras más húmedas. Me están poniendo sobre aviso de que me voy a poner buena de agua, y es que no es ninguna novedad que en el Reino Unido llueve mucho. Es más, se podría describir con esta única palabra: gris; en todos los sentidos. Esto no significa que yo no vaya a aterrizar allí con la mejor de mis sonrisas, ya que tengo muchas ganas de ver a mis amigos y de mezclarme con gente rara por una vez...Broma, broma.

En fin, noctámbulos, hasta aquí puedo escribir, porque tampoco hay mucho más que decir. Bueno sí, que el blog estará hasta el martes llevando un rendimiento algo más bajo. No quiero decir que porque me vaya de viaje esto se vaya a quedar en blanco una semana. Seguiré transmitiendo desde Gales, aunque el aterrizaje tendrá lugar en Liverpool (tooooma) todo aquello interesante que vaya surgiendo via internet.
Un besazo, gentío, que sé que estáis ahí.

domingo, 22 de abril de 2012

Premoniciones en relieve


Aquí van un par de bocetos de Raquel, preciosos y con unos colores que me encantan, bien vivos. Me ha propuesto que pinte los muebles de la cocina en naranja para que hagan contraste con las baldosas verde oscuro del suelo. A mí me encanta pero los muebles son muy nuevos, blancos, y me da pena pintarlos sin que tengan ningún defecto. De todas formas, cuando vea lo que me piden por el bote de pintura decidiré definitivamente qué hacer.
El comedor queda precioso tal como lo ha imaginado la decoradora y además, se adapta muy bien a la última idea que ha surgido después algunas sugerencias. Se impartirán aquí clases de inglés a quien lo desee. Por lo visto, el que haya estado en el Reino Unido un año y aprendiera un poquito de inglés ha suscitado el interés de algunos que desean adquirir cierto nivel del idioma. Yo les he dicho que por mí, perfecto, pero que tengan en cuenta que no soy profesora y que no sé hasta qué punto yo podría serles útil. Aun así, todo se irá hablando. El comedor haría las veces de "aula", lugar que puede ser muy acogedor y además, integraríamos otro pequeño pero enriquecedor proyecto más en nuestro pisito. Como acostumbro a decirme: piano piano, que me envalo; todo sucederá de manera natural.
Todavía falta un boceto más por enseñaros pero se ha empeñado en no descargarse y no hay manera de que lo podáis ver HOY. En cuanto se digne a dejarse ver, lo publico del tiri. Es el del salón, el más alentador para mí hasta el momento porque es uno de los espacios principales del piso y a Raquel le ha quedado de lujo. Seguiré intentando descargarlo hasta que lo consiga.
Feliz domingo relajado y de sol (este hoy va por mí).

Manos, muchas manos


¿En serio llevo tres días sin escribir na na na? Inconcebible. Así se pierden lectores y regularidad, no puede ser. Aunque si me pudiera justificar un poco diría que el jueves tuve mucho que hacer, a parte de ver a mis queridos amigos de la facultad; le viernes hizo un día absolutamente veraniego en Málaga y estuvimos tiraditos en las calles todo el día hasta las tantas; el sábado, ayy el sábado, vaya día de mierda el de ayer, con perdón. Algo tuve que haber hecho porque el karma se me puso trabajoso:
1-Madrugón total (7:30 am) para ir a recoger el coche de mi padre al pueblo ya que lo necesitaba para ir a currar esa noche a la BBC (you know what I mean).
2-Mañana movidita en casa.
3-Regreso a las Málagas con total normalidad al medio día.
4-Al coche de mi padre se le va la batería, pero al carajo completamente.
5-Odisea y dineral para solventar el problema antes de la hora de irme a trabajar.
6-Sandwich y ducha contra reloj antes de salir pitando al curro.
7-Conclusión: padre desplumado, hija exhausta, hambrienta e impotente ante los caprichosos avatares de la vida pero satisfecha al final del día, o de la noche, porque mereció la pena ir a trabajar.

No me quiero ni acordar, me canso de pensarlo.

Vamos nosotros a lo nuestro, que al final, lamentarse no vale para nada. La verdad es que la historia está un poco parada porque no he estado estos días por allí para seguir moviendo el cotarro. Es más, seguirá así hasta la semana que viene porque tuve el arrebato de comprarme un billete hiperbarato para ver a mis amigos de Cardiff, la maldita nostalgia me pudo y los 38€ del billete ida-vuelta, también. Salgo el martes y volveré y el día 1 de mayo, fecha a partir de la cual le meteré el turbo a este nuestro proyecto. Hay muchísimo que hacer y afortunadamente varias manos que me quieren ayudar por el gusto, ¿no es increíble?
En serio, está pasando algo precioso a mi alrededor. Supongo que es la solidaridad de la gente que se siente como tú, en un extraño purgatorio que nos hace sentir poco útiles después de haber luchado tanto por encauzar nuestro camino hacia algo bueno y provechoso. Aunque más que nada, yo diría que se trata de la desilusión de ver que todo lo que nos habían contado sobre la vida, las aspiraciones, el trabajo por cuenta ajena, las empresas y sus empresarios, la cotización, la jubilación, etc, se desmorona ante nuestros ojos, como un helado al solano. Ya nada de eso importa; la jornada laboral de ocho horas, el descanso para comer, las vacaciones en agosto, todos a la vez en plan masivo, sistematizados y arrancados de la creatividad y la propia iniciativa.

Pues bien, debe ser debido a este sentimiento común de decepción y desengaño, que algo está pasando, algo muy alentador y que me hace muchísima ilusión. Varias personas me han ofrecido su ayuda desinteresada y han compartido conmigo, sin apenas conocernos algunos, sus situaciones actuales, es decir: el desempleo, vuelta a casa de los padres, colaboración intensa en las tareas domésticas e incertudumbre, pero muchas, muchas ganas de empezar a asomar la cabeza fuera de ese hoyo raro en el que nos hemos metido. Esta caída estrepitosa, este hostión que nos hemos dado, encima vamos a tener que agradecerlo porque, si lo pensamos bien, nos ha liberado de una vida laboral mecanizada, triste y que no estimula la gran imaginación que tenemos en nuestro coco. Hay que joderse, ¿no? Es la oportunidad de intentar hacer lo que de verdad queremos.
Primero fue Raquel, que se ha vuelto loca dibujando bocetos para los interiores de la casa; desde Mallorca y sin que nos hayamos visto las caras ni una vez. Luego ha sido Marta, una compañera de la facultad a la que no veo desde hace un siglo y que, de repente, me ofrece venirse a Antequera a echarme una mano, porque es muy manitas y quiere hacer algo más que estar en casa. Además, Juanlu, otro mochano y amigo en común de mi querida Pamola, además de informático, me dice que cuando necesite material o soporte informático, cuente con él sin dudarlo. Mi madre me regala parte del mobiliario de nuestra casa y afronta económicamente todo lo que yo no puedo, que es un motón. Mi padre no deja de mandarme páginas web donde poder colocar la publicidad del "hostel" y me da muchas ideas buenísimas.
Mi hermana se encarga de hacerme las tarjetas, los fliyers y la publi. El galés me ayudará a traducir todo esto al inglés y así crear la versión anglosajona del blog. Mis amigos y conocidos difunden la idea de boca en boca, hablando maravillas y recomendándolo, a su vez, a sus amigos.
Todo esto conforma una de las cosas más bonitas que me han pasado nunca, y contando con la ironía de que es resultado de un momento muy crítico e incierto de nuestras vidas. Cada uno de nosotros lo vamos a hacer, ya lo veréris.

Hoy, para compensar un poco el silencion de los días anteriores, vamos a tener entrada por partida doble: esta de desahogo y reflexión, y otra más práctica, donde veremos los avances que ha hecho la amiga Raquel, ya sabéis, la mayorquina.
¡Tahora!

miércoles, 18 de abril de 2012

Derecho a soñar, pero con cuidadito


¡Buenos días! Son las 10 y pico en mi reloj y después de esta cura de sueño y el desayuno me encuentro mucho mejor, dónde va a parar. Hoy tengo muchísimas cosas que contaros y no sé ni por dónde empezar. He pasado de la quietud total en mi vida, cosa que me estaba afectando a niveles alarmantes, a tener bastante movimiento a mi alrededor. Y demás, movimiento del bueno, del esperanzador, del que te pone a flipar antes de tiempo y te obliga a la vez a sugerirte que frenes un poco.
En lo referente a lo esencial, nuestro proyecto "hostel", por llamarlo de alguna manera, todo marcha con cierto ritmo, sin pausa, siguiendo los pasos que nos estamos marcando. Puede que haya que meterle un acelerón porque, si pienso en ello, julio tampoco está tan lejos, son sólo dos meses y doce días. Tenemos un reto que cumplir y para mí es motivo suficiente para partirme estos cuernecitos en llegar a la meta pero debo confesar que ahora hay una razón más. No quiero adelantar nada, a ver si luego me voy a quedar con la cara partida, PERO el piso tiene que quedar listo para julio sí o sí. Puede que yo no esté para regentarlo, por lo que alguien que necesite un trabajo y que sea digno de llevarlo para delante, es decir, que esté dispuesto a trabajar en él como si fuera suyo, tendría que quedarse en mi lugar.
Dejemos de vaticinar que yo para estos asuntos soy un poco supersticiosa, creo que voy a gafar las cosas que aun no han pasado y que quiero que pasen si las miento demasiado. y con gafar me refiero a que al final no pasen.

¿Qué os ha parecido el cambio entonces? Genia, ¿verdad? Yo me quedé con la boca abierta cuando entré al piso; qué digo, antes de entrar los destellos de ese suelo de palacio moruno me daban en la cara. Menudo cambio ha dado. El artista en cuestión parecía muy orgulloso al ver mi expresión de sorpresa y admiración ante su trabajo. Sí señor, un dineral muy bien invertido. Bien por ti mamá, que tuviste la idea y pusiste el capital, vas a flipar cuando lo veas.

Una duda os quiería comentar: ¿qué os parece como nombre de nuestro hospicio "El sueño del indio"? Sueño por que será un lugar para dormir, descansar, soñar...etc. Indio por la peña de los enamorados, que siempre nos decían de pequeños que era un indio tumbado, durmiente. Supongo que le bautizaron indio por su nariz aguileña, aunque por esa regla de tres, en Andalucía somos muchos indios. Que me lío y os lío a vosotros. ¿Cómo os suena? Me gustaría algo que anduviera por esos términos, aunque el nombre cambie un poco si se os ocurre otro más sugerente.

Sólo una cosa más y os dejo seguir con vuestras vidas: este finde toca FESTIVAL DE CINE DE MÁLAGA. ¡No te digo na y te lo digo to! Aun recuerdo aquellos años en los que me colaba en los pases y las ruedas de prensa, me fotografiaba con mi adorados Julio Médem y Álex de la Iglesia, veía a Juan Diego en la gala como unas maracas y trasnochaba rodeada de actores en el Liceo (esto tampoco era para tanto). Esta vez seré una espectadora nada más Y NADA MENOS.
¡Y venga cine!


video

Viento en popa


Qué alegría, qué alboroto, ¡ya tenemos suelo nuevo! Y no sabéis lo increíblemente bien que ha quedado, tan brillante, reluciente de hecho. Precioso. El piso parece otro y ahora las ideas no paran de cruzarme la mente pensando en lo bien que quedaría el salón de tal manera o las habitaciones de aquella otra. La verdad es que ha sido un dineral pero afirmo bien convencida que ha merecido la pena totalmente. Ahora tiene el piso un aire diferente, elegante, nuevo pero con cierto carácter. Pero bueno, no adelantaré acontecimientos y menos cuando queda tantísimo trabajo por hacer.
Raquel, ya sabéis, la creadora de los interiores del piso me está mandando muchos deberes y yo estoy deseando empezarlos para seguir viendo la evolución de este patito feo, que ya se siente algo más guapetón.
Mañana os cuento más, ¿vale? Creo que me estoy resfriando un peu y como dijo cierto tigre a la que habitaba la piel, este cuerpo pide cama (más o menos).
Un besazo de buenas noches.

lunes, 16 de abril de 2012

Dame pasiensia


¡Aaayyy las tecnologías! Cuán adorables son cuando nos sacan de los apuros, y qué ganas nos entran de reventar el portátil contra el suelo cuando se atraviesan. Aquí llevo lo que a mí me han parecido tres horas para hacerle llegar ese video a nuestra Raquel, además de un buen puñado de fotos de todos los objetos de los que dispongo para decorar nuestro pisito. Después de intentar varias veces enviar el archivo de video a través de correo electrónico y facebook y darme cuenta de lo inútil que resultaba, el traductor oficial del blog y persona de recursos en general, me ha recomendado abrirme una cuenta en Dropbox. What the hell are you talking about? Le he dicho en plan ¿lo qué? Y ha resultado ser algo bastante útil porque se pueden compartir archivos grandes con cualquiera. En fin, una herramienta más.

Mañana viene nuestro pulidor a rejuvenecer los suelos y a sacarles todo el partido y el potencial que tienen. A las nueve de la mañana hay que estar en punta para abrirle la puerta a nuestro cirujano particular y que haga pero que mucho ruido. Lo siento por los vecinos que aun estén metidos en cama a esas horas pero todo esto es por una buena causa, o algo así.
Y después de esto ya sabéis lo que toca: meter camas y posarlas sobre un resplandeciente suelo nuevo. ¡Y ole!

sábado, 14 de abril de 2012

Como una patena


Bueno, ya está bien ¿no? Después de haber pasado un día más de descanso de lo establecido me he dado cuenta de que esto, más que un cumpleaños, parece una boda gitana. Lo llevo celebrando desde el miércoles por la noche y aun me queda una noche más para soplar velas, ¡tonight! Al final no está siendo tan dramático el cumplir mis 28 en Antequera porque lo estoy celebrando con la gente que más quiero en el mundo. Aunque me faltas tú, ¡¡comadre galesa!!
Pero ya es hora de volver al trabajo que ya me conozco y soy capaz de retrasar la tarea hasta el último momento. ¿Y quién no? Mal de muchos...

Para empezar no tengo noticias geniales porque la chica que se supone tenía que llamarme para ver el piso, no lo hizo, así que seguiremos nuestro camino con tranquilidad y sin rendirnos. Veréis que siempre me refiero a un público, como si hubiera mucha gente haciendo esto conmigo. Lo hago porque para mí es reconfortante pensar que hay alguien ahí y que no estoy metida en esto yo sola. Menudo marrón.
Como dice mi padre cuando se siente guasón: piano piano va lontano, forte forte va la morte. Así que, tomando esta sabia afirmación en cuenta, nosotros vamos a seguir con lo nuestro con ilusión, sin muchas distracciones y firmes en nuestro objetivo.
Esta mañana tengo cita con un pulidor que me va a hacer un presupuesto de cuánto costaría dejar como nuevo el suelo de todo el piso. Espero que no tengan que hacerme la respiración asistida cuando me diga la cantidad definitiva a desembolsar. Dependiendo de cuánto cueste acristalar todo el piso, se hará el suelo entero o sólo el del salón. Este es de un precioso mármol rojo en el se pueden ver incluso caracolas fósiles, por lo que merece mucho la pena ponerlo bien guapo.
Y ya que estaré por allí, grabaré algún vídeo y echaré algunas fotos más para nuestra decoradora Raquel. Ayer estuve grabando pero los vídeo son de una calidad dudable así que hoy me voy para allá con mejor material, sólo a la altura de las circunstancias.

Nada más por hoy. Me voy a conocer al amigo pulidor a ver qué me cuenta.
Buenos días y feliz sábado sabadete.

miércoles, 11 de abril de 2012

¡Descansen!


La entrada de hoy va a ser muy rapidita porque, como mi buena amiga Pamola ha puesto en su muro hoy, ¡"estoy atacá"! Tengo a mi traductor personal en camino y no sé ya cómo aguantar la espera. Además, las cosas están igual que ayer así que hala, hoy nos comemos todos un kit kat, o los que sean. Pero no os relajéis demasiado que mañana volvemos al ataquerr (cuánto daño, Chiquito). A ver si os puedo contar qué le ha parecido el piso a la chica organizadora de excursiones, aunque aun tiene que llamar.
Feliz miércoles a todos, que como total, es un día como otro cualquiera, hoy voy a hacer de él un pedazo de viernes. ¡Ole!

martes, 10 de abril de 2012

Llamadas que alegran


Hoy llego un poco tarde, el día ha sido completo pero aquí estoy. Aunque la verdad es que no hay muchas novedades que contar sobre el piso. Bueno sí, que lo que pasa es que no quiero adelantar acontecimientos y, por qué no admitirlo, no lo quiero gafar.
Un buen amigo mío me ha llamado para decirme que otra amiga suya (el mundo funciona así) está interesada en ver la casa...¡¡aaaagggrrr!! (grito ahogado). Al parecer, organiza excursiones rurales y deportivas y, aunque todavía no hemos hablado la una con la otra, estoy esperando su llamada ya que quiere ver el piso este jueves.
Sé que no es nada definitivo pero esto le ha dado chispa al asunto, ¿no creéis? ¡Ayyy que le guste mucho y confíe en el talento!
Hablando de talento, hay una muchacha muyyy creativa y con muchísimo potencial que está dispuesta a diseñar la estética del piso, es decir, la decoración. Hoy me ha preguntado que cómo me imagino el piso, si de estilo mediterráneo, colonial o provenzal, y a mí me ha dado una alegría tremenda de saber que nuestra casita de huéspedes pueda lucir a lo colonial.
Esta chica caída del cielo lleva parada dos años y sin embargo, ahí está pidiéndome fotos y detalles de cada cosa con la que contamos para empezar a hacer bocetos, y por el placer de participar. Pues claro que te mando fotos, videos y lo que tú quieras. Ah, que no he comentado lo mejor, ella ni siquera vive cerca de donde todo esto se está desarrollando así que todo lo estamos acordando en la distancia. Por cierto, nos puso en contacto una queridísima prima mía que reside en Graz (Austria), ¿no es maravilloso internet?

Venga, más cositas. El próximo adelanto para mejorar el estado del piso es acristalar los suelos. Esa es otra llamada que he recibido hoy, la que me abría esta nueva puerta. Yo no sé vosotros pero yo no había escuchado eso de acristalar suelos jamás, me sonó muy raro y me imaginé el suelo del piso transparente, e incluso a los vecinos de abajo mirando hacia arriba todo el tiempo. Pero no, resulta que es una técnica para abrillantarlos que los deja como nuevos. El equivalente a un lifting, vamos. Este sábado viene el maestro cristalizador a echarle un vistazo al piso, a ver qué se le ocurre para quitarle veinte años de encima.

Para terminar con la entrada de hoy, siento en el alma comunicaros que ya no llueven más molletes, aunque por otro lado, GRACIAS A DIOS. Empiezo a trabajar la semana que viene con mi antiguo jefe, el de la BBC. La verdad es que me ha dado la vida que me diera la opción de dejar la cocina. Digamos que no me estaba entusiasmando eso de estar al calor de un gran tostador toda la mañana, ni las quemaduras tontas, sin olvidar el olor permanente a lejía en mis manos.
Poquito a poco.

lunes, 9 de abril de 2012

Imaginación y mucha












Aquí dejo algunas más para completar un poco más la visión de nuestra infraestructura, a la que queremos restaurar y dar una nueva vida y la que estará encargada de acoger a personas de cualquier lugar y hacerlas sentir de lujo. Esto no se puede quedar en utopía, me lo debo a mí y a algunos otros. Me merezco realizar este sueño, aunque sólo sea para tener la satisfacción de que lo conseguí, de que logré pensar en algo y construirlo después. Necesito demostrar que estas cosas ocurren, de que no es imposible. Todos lo necesitamos. Cada uno cuenta consigo mismo como principal aliado, por lo que debemos ver con nuestros propios ojos que se puede hacer, que nos podemos sacar adelante a nosotros mismos.
Buen fin de lunes y principio de muchas cosas nuevas y emocionantes.

*Esta se la dedico a Patri. Ella sabe por qué.

Una imagen vale más...







He aquí algunas imágenes del piso en su estado actual.Como veis, es muy luminoso y amplio. Aun faltan las fotografías de dos dormitorios más pero se ve que iba a ser demasiado pesado de sostener en una sola entrada.
Las primeras dos imágenes corresponden al salón y salita. La tercera muestra el dormitorio que encontraríamos en primer lugar, a la izquierda del pasillo, una de las dos más grandes. La segunda habitación más grande no ha entrado por su gran peso pero os la mostraré más tarde.
La entrada a la casa la vemos en la cuarta foto y, por último, nos espera la cocina.
Todo esto que veis es el resultado de mucha limpieza aunque algo de desorden. Ya admití en textos anteriores que decorando soy pésima así que no sé muy bien qué hacer con lo que ya tengo, me refiero, a dónde ubicarlo.

Bueno, ¿qué me decís? Tiene muchísimo potencia ¿verdad? Siempre me consideré una gran caza talentos y seguro que con éste tampoco me equivoco.

PDT: hoy habrá doble entrada para poder enseñaros algunas fotos más. ¡Hasta ahora!

domingo, 8 de abril de 2012

Domingo igual a martes


Domingo por la noche, con el mal rollo que siempre me daban porque me invadía una sensación rara, oscura, inquietante, que me vaticinaba el comienzo de una dura semana de trabajo y estudio. No se sabía muy bien por qué pero a partir de las siete de la tarde se le iba cambiando a una la cara y el espíritu para volverse sombrío y taciturno. Además, el rumor frenético y repetitivo del partido de fútbol como banda sonora lo hacía aun peor. Sin embargo, el lunes volvíamos a la ajetreada rutina con otro ánimo, mucho más positivos y enérgicos, dispuestos a afrontar la nueva jornada con la mejor de las sonrisas ya que, ciertamente, no quedaba otra. Esto me llevó a pensar infinidad de veces que somos capaces de hacer del domingo, día de descanso, disfrute, ocio y tiempo libre, un día horrible y deprimente por anticipar demasiado lo que al día siguiente nos espera, sin ser tan malo el lunes después de todo. Conclusión, que somos unos expertos en fastidiarnos un día precioso y valiosísimo nosotros mismos.
El caso es que ahora, a mí un domingo me da lo mismo. Da igual si es lunes, martes o sábado por la mañana. Desde hace ya bastante tiempo que me da exactamente igual el día que sea. El por qué está bien claro: no tengo trabajo, al menos no uno con las características clásicas como la jornada laboral comprendida de lunes a viernes, de 9 a 2 y de 5 a 8. Por eso me la repampifla (con perdón) que hoy sea domingo y, encima, el final de las vacaciones de Semana Santa.
No lo hubiera creído jamás si en aquella época estresante de la que hablaba antes me hubiesen dicho que los domingos me parecerían días como otros cualquiera. Pues sí, ha ocurrido.

Lo único que sí tengo hoy es mucho en qué pensar. Mañana vuelvo a mi tarea de preparar desayunos para todos los oficinistas de la zona, quienes acuerdan tomar la primera comida del día, la más importante, a la misma hora. Esto, por si no os habíais dado cuenta, implica una gran responsabilidad así que estaré dispuesta a dar lo mejor de mí cada mañana.

Por otro lado, mañana le toca sesión fotográfica a nuestra futura casa de huéspedes, eso sí, después de haberle lavado un poquito la cara.
Así que queda fijada la misión de mañana en relación a este precioso proyecto:
-Limpiar a fondo
-Fotografiar cada rincón
-Mostrároslo mañana sin falta en la próxima entrada

Y otra para vosotros, donde quiera que estéis:
-Seguid proponiendo nombres para la casita, para que queden agotadas todas las posibilidades y la bauticemos como se merece.
Se me ocurren a mí nombres como "Nómadas", "Travelers", no no, mejor en español que se supone que vamos a ofrecer auténticas vivencias del lugar; cañí, cañí. Bueno, dedicaré lo que queda de día a experimentar con nombres, a ver si así surge uno con personalidad y gancho.
Buenas noches y mejor final de domingo.

sábado, 7 de abril de 2012

It's raining molletes


Acabo de llegar a casa después de mi primer día de trabajo en la cafetería. Resulta que mi puesto está en la cocina tostando molletes, pitufos y vienas básicamente. No es el trabajo de mis sueños pero tampoco es el peor del mundo, para nada. De hecho, he decidido llevarlo con gran orgullo porque será el que me permita cubrir la parte económica que requiera nuestra pequeña casita de huéspedes, que no es moco de pavo (qué asco me ha dado siempre esta expresión).

La verdad es que, echando la vista atrás, he hecho de todo: empecé los veranos en tiendas de ropa, luego entré la en universidad; mientras estudiaba, colaboraba para una página web y una emisora de radio; lo siguiente fueron las fotos en la BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones) cosa que, cuando quise darme cuenta, llevaba haciendo cinco años; lo dejé para irme a Cardiff, ciudad en la que empecé currando en un hostel a la vez que encontraba trabajo en un italiano para compensar la falta de horas y de pasta, claro; del italiano me largaron porque no hablaba ni papa de inglés y era un sitio bastante pijo. ¿Para qué me cogen entonces? En fin, que fue chocante porque para mí era la primera vez que me echaban de un trabajo. Pero bueno, a la semana siguiente, tras la resaca del mundial, ya había encontrado trabajo en otro restaurante menos pijo de, agárrate, fish and chips. Ni que decir tiene que esta fritanga hiperrebozada no le llegaba ni a la suela de los zapatos a nuestra deliciosa fritura malagueña.
Volví de Cardiff pasado algo más de un año y estuve sin hacer nada, sólo buscando trabajo de periodista, empeñada en que el envío compulsivo de currículums daría su fruto en cuanlquier momento. A la vista está que me equivocaba así que en octubre me harté de estar sin oficio ni beneficio y pasé a formar parte de un restaurante de Málaga.
Cuando tuve un buen pellizco ahorrado, allá a finales de enero, lo dejé y me fui a probar suerte en Londres. Pero qué sorprendente me resultó la sensación que tuve al llegar allí y que me decía que era la peor idea del mundo. Londres se me apareció como una ciudad excesivamente cara, triste, abrumadora, superpoblada, donde más que buscar mi lugar como profesional de la comunicación y la fotografía, seguiría trabajando como una cabrona para conseguir el reto de llegar a fin de mes. NANAI.
Me volví para Antequera y me deprimí muchísimo. Me había gastado gran parte de mis ahorros, los planes no me salieron como yo esperaba y, para colmo, este no es un pueblo muy estimulante que digamos. Sólo tenemos iglesias, plaza de toros, el precioso mirador y el majestuoso Torcal, pero nada de mucha cultura, creatividad o alternativas en general, al menos en mi opinión.

Pero aquí estamos, construyendo un sueño y tostando molletes para conseguirlo, y además rodeada de buenos compañeros, ¿qué más puedo pedir?
Vamos que nos vamos...¡¡¡al rico mollete con zurrapa de lomo!!! (No puedo evitar descojonarme.)

viernes, 6 de abril de 2012

Arrivederci muebles prehistóricos


La Semana Santa sigue su curso y todo parece estar igual que ayer pero yo sé que no. Algo ha cambiado y se avecinan buenos tiempos, se nos viene el sol encima, el calor, los colores y perdonadme si os digo que a mí ya me huele a playa. También veo muchísimo trabajo pero esos son esfuerzos que me traeran alegrías, a mí y espero que también a otros. Así que vamos al lío, que hay muchísimo que hacer.

Hace unas semanas, después de que saltara esta idea, me puse como una loca a buscar las llaves del piso que vamos a transformar y allí que me fui. El primer sentido que se me activó de golpe fue el del olor y pensé de inmediato: qué pestazo a perro. Porque sí, allí hubo perros viviendo aun sin el consentimiento de la propietaria, pero bueno, esa es otra historia aunque todavía me estremezco al pensar en lo que tuve que limpiar tras aquellos habitantes. A lo que vamos, olía muy mal.
El siguiente paso fue afrontar que el piso no se encontraba en muy mal estado pero estaba inaceptable en cualquier caso. Ha sido muy castigado por el uso de tantos años y por un par de inquilinos "descuidados". Los muebles eran viejos y estaban estropeados. En general, a primera vista, se mostraba muy luminoso, agradable y bien distribuido pero parece que dos minutos después comienzó a emerger su verdadera apariencia. Cada mueble me enseñó sus grietas, los armarios al relajarse desplazaron sus puertas, las sillas cojearon, las cortinas se llenaron de girones en cuanto me acerqué un poco y las lámparas perdieron las tulipas al mínimo roce. Inmediatamente decidí que aquello tenía que recibir un cambio radical que implicaba que todos aquellos muebles debían ir fuera.

En seguida me recomendó mi hermana Marta que acudiera a la ONG REMAR de Antequera, pueblo en el que todo esto se está desarrollando. Me dijo que ellos se encargarían de llevarse los muebles para luego exponerlos en la tienda y venderlos por cantidades simbólicas a personas con un bajo nivel adquisivo. ¡Y así lo hice! Les llamé, quedé con ellos y a los pocos días se presentaron en el piso dispuestos a partirse el lomo con todos aquellos pesadísimos muebles.
La verdad es que, después de echar un vistazo, vieron que la mayoría de los enseres no les eran de provecho pero había algunos muebles que sí les servían. Así que la solución consistió en abonar 50€ por llevarse todo lo inservible, que no era poco, al punto limpio y lo aprovechable a la tienda para ser vendido. He aquí la primera inversión económica para mis propósitos. Dolió soltar aquel papel amarillo pero mereció la pena. ¡Ahora tenemos un lienzo en blanco para pintar lo que queramos!
Lo único que hay en este momento en el interior son camas en las habitaciones, una por cada cuarto, los sofás del salón y los muebles de la cocina; punto. El siguiente paso es una limpieza bestial del piso y justo después, tomar las primeras fotos de nuestro diamante en bruto para empezar a pulir y, eso sí, meter algunas camas más.
¡Hala, hasta mañana!

jueves, 5 de abril de 2012

El Reto


Llegó la hora de la verdad y mucho me temo que necesitaré toda vuestra ayuda, aunque podría ser hasta divertido.
Desgraciadamente suelo caracterizarme por no terminar todo aquello que emprendo. Tampoco es que lo abandone todo al mínimo esfuerzo, no señor, pero sí que a veces necesito un empujoncito que otro para llegar al final de las cosas. Así que estaría genial que hiciéramos de este blog algo de todos, donde nos apoyemos y nos motivemos entre nosotros.
Ahora, eso sí, este espacio no está pensado para hablar de lo mal que va todo, de que nada tiene remedio o de que somos unas víctimas. Bueno, claro que lo somos, qué carajo pero antes de dejarme llevar por el pesimismo y la rabia, aunque estén ahí, voy a respirar y a ofrecer propuestas. También quiero las vuestras, si es que hay alguien ahí. Transformemos una época de crisis en otra de renacimiento, de nuevas oportunidades y sobre todo, de muchísima imaginación. Yo no tengo ninguna duda de a que todos vosotros os sale la imaginación a borbotones.
¿Qué os parece si levantamos los ánimos propios y ajenos, y nos contamos aquello que se nos ocurre para hacer algo no grande, sólo mediano, pero creativo y positivo?
Yo estoy deseando que me contéis muchas cosas y saber de qué formas os estáis rescatando a vosotros mismos.

A lo que vamos, que eludiendo responsabilidades soy una máquina, incluso sin querer. Para que este blog tenga sentido debe culminar en un fin, poseer una meta concreta y fijada. Con el fin de darme un buen margen de tiempo a mí misma y a la vez, obligarme a cumplir con una regularidad a la hora de meter capítulos en esta historia nuestra, he establecido un periodo máximo de 90 días. Es decir, en el plazo de 3 meses mi casa de huéspedes debe estar lista para funcionar, exactamente el día 5 de julio Esto significa que deberá estar amueblada, decorada, perfumada, etc., vamos, lo que es la infraestructura tiene que estar perfectamente lista.
Además, me reto a tener al menos 5 contactos valiosos para el objetivo clave, osea, organizadores de excursiones, guías turísticos, profesionales de catas de vino y demás colboraciones.
Por otro lado, deberé ofrecer con claridad una relación de precios, ofertas y paquetes para las estancias.
Los trámites legales deberán estar iniciados como mínimo además de otras condiciones más que me dispongo a enumerar para pillarme bien los dedos.

En resumen, para que quede bien clarito y comprometerme hasta las cejas con vosotros y conmigo misma, queda establecido EL RETO:
El día 5 de Julio, que casualmente también será jueves, las siguientes condiciones tendrán que estar cumplidas:
1-La casa debe estar preparada para abrir sus puertas.
2-Conseguiré al menos 5 contactos profesionales para el turismo.
3-La relación de precios quedará reflejada definitivamente.
4-Los trámites legales habrán sido iniciados.

5*-Este requisito es extra pero lo creo más que realizable: habré tenido como mínimo un/a cliente/a o varios a la vez y dejarán en este blog su opinión acerca de la estancia. ¡Esperemos que sea buena!

Os iré contando diariamente el trascurso de esta mini aventura personal y profesional. Intentaré con todas mis fuerzas ser puntual y formal con vosotros y de nuevo, conmigo misma.
Venga, un adelanto. Para darle algo de vidilla económica y optimismo a este nuestro proyecto, conseguí un trabajo la semana pasada como camarera a media jornada. Empiezo pasado mañana. Parece que volveré a tener pipas que comer.
Muy bien, allá vamos. Preparados, listos, ¡ya!

¿Qué recursos tenemos? ¡Aprovechémoslos!

Y ahora yo me recrimino a mí misma: ¿pero cómo no se me ocurrió antes?
-Veamos, ¿qué es lo primero que aprendiste en Cardiff?
-Que sabía bastante menos inglés de lo que pensaba...
- No, eso no, lo siguiente.
-Que debía olvidarme de que una vez existió para mí el verano.
-¡Que no!
-¿Que ahí la cerveza se sirve templada y en unos vasos enormes?
-Nooo. A ver chalada, lo primero que aprendiste de provecho fue el funcionamiento de un hostel pero, lo más importante, descubriste, una vez fuera de tu burbuja, que había muchísima gente que decidía coger sus maletas y mochilas y se echaban al mundo con los simples objetivos de ver y conocer.

Sigamos atando cabos pues y así no me desdoblo del todo, que es lo que me faltaba ya. Mi madre, con gran esfuerzo a lo largo de su vida y con la ayuda inestimable de mi abuela, compró un piso en mi pueblo. Allí viví con mi familia hasta que cumplí los diez años para, más tarde, trasladarnos a otro algo más grande y no muy lejos de este primero. Pues bien, de pronto lo vi: tras infinidad de estudiantes y no estudiantes que arrendaron el piso y, al menos, un indeseable que bien lo perseguiría yo caminito del monte a pedrada limpia por lo que él ya sabe, el piso parecía ya exausto de aguantar tanto trote. Mucho tiempo ha estado cerrado y vacío, acumulando polvo y olores desagradables porque el alquiler se terminó haciendo muy difícil. Y es que nos veolvimos selectivos después de tanto canalla maltratándolo sin abonar lo acordado. A lo que voy, que después de mucho darle vueltas a cuál podría ser la solución a mi cuadro particular y rememorando los recursos de los que podría disponer, lo vi claro:
cuatro habitaciones, dos baños, un salón grande con salita anexa, cocina y, lo mejor de todo, en pleno centro. Aunque bueno, no se tarda demasiado en cruzar un pueblo pero siendo positiva, la zona es excepcional. ¿Lo véis ya conmigo, si es que andáis por ahí? ¡¡Claro!! ¡Voy a crear un hostel en el piso! A ver, a ver, no será exactamente un hostel será algo todavía mejor porque no se abandonará a los huéspedes a su suerte, ni al edificio a la voluntad de un grupo de energúmenos con sed de cerveza y tías.
A ver si lo véis como lo veo yo:
Mi intención es crear una experiencia auténtica para los viajeros. Todo empezaría por aquilar las habitaciones al día. Son cuantro dormitorios en los que se dormirá por un precio muy adsequible que dependerá del tamaño del mismo y de los servicios extra que incluya la estancia. Antes de seguir, quiero puntualizar que el precio no superaría los 30€ por noche en ningún caso porque se trata de estimular el tránsito de visitantes, no de ahuyentarlos.
Sería dieferente si se alquila para un grupo completo o toda una semana, o ambas cosas, en cuyo caso se nogociaría para llegar a un precio conveniente para todos. Quiero que este proyecto llegue a ser una preciosa casita de huéspedes con desayunos tradicionales, visitas guiadas, catas de vino guiadas, acceso a internet, información turística y muuuuuuuchas más cosas. Por supuesto, yo personalmente estaré al frente y me haré cargo de todo, de poner en contacto a los viajeros con los profesionales del turismo en el pueblo, de hacerles sentir como en casa, de que conozcan en condiciones los rincones del lugar, los bares, las cafeterías, las excursiones y todo lo demás. Seré recepcionista, limpiadora, promotora turística, acompañante, traductora y demás interesantes demandas que vayan surgiendo.

Ahora sí, necesito vuestra ayuda, vuestras ideas y recomendaciones. Pero antes que nada, necesito un nombre para mi vástago ¿Alguna proposición?
¡¡¡Venga, valientes!!!




Vamos tía, lo que tú no puedas...

La verdad es que no creo haberme sentido así antes. Es que estoy tristísima, leche, lloro a la mínima presión. Supongo que me siento bastante atrapada y por qué no admitirlo, un poco inútil también. Vamos, que no soy muy de provecho ahora mismo para nada y para nadie. Pero sobre todo, lo que me mata, es que no me sirvo ni a mí misma con esta actitud y en esta situación. Por más que lo intento, la búsqueda de mi hueco laboral adecuado no da ningún resultado y he de reconocer que cuanto más pasa el tiempo y más negativas recibo, menos ganas tengo de seguir y más de bajar las persianas para ponerme una peli y que me trague la tierra.
No hay becas accesibles para estudiar en el extranjero ni aquí mismo; los buscadores de trabajo pasan de mi culo y mi precioso y completo currículum sirve de papel higiénico a las empresas de medio mundo (eso que se ahorran). La tristeza me invade y me aprieta el cuello cuando pienso: ¿para qué toda esa formación? Fue deprimente darme cuenta de que debía suprimir mis datos académicos del currículum si es que quería trabajar en hostelería, lo único que parece seguir funcionando. Porque eso sí, ya podemos estar sin trabajo, cancelando contratos de móviles, vendiendo los coches y las casas, evitando el Zara, comiendo espaguetis durante días pero nunca, jamás en la vida nos quitéis la caña y la tapa. Ese momento será el último y definitivo, entonces se abrirá el infierno y lloverá azufre. Si a un español le quitas su caña en la terraza, te lo has cargado. Nos da la vida, nos ayuda a serguir respirando y capeando el temporal. ¿De dónde se creen los políticos que sacamos la fuerza para seguir luchando y siendo estafados con buen humor? Pues claro, de la terraza, la tapa, el cigarrito, la gente pasando, las risas, las confidencias y la reunión.
Para mí ha llegado el momento crítico, la antesala de la depresión medicamente certificada: el no tener ni pa pipas. Y dejadme deciros, si es que alguno no lo ha experimentado alguna vez, que ese será el instante en el que tu cabeza te torturará, no descansa, no te dejará dormir, nunca parará, al igual que la maldita Samara jamás desfallecerá en su afán de matarte por dentro. Ya, ya, soy bastante exagerada desde siempre. Lo que quiero decir, es que en ese terrible momento en que empiezas a decir que no a las invitaciones de tus amigos para salir a tomar algo porque no tienes un chavo, ahí empezará el hundimiento y la negrura de Mórdor se cernirá sobre nuestro ánimo.
Soy muy consciente de que el problema afecta a un país entero que está pasándolas canutas, por no decir muy putas (que ya lo he dicho). Familias, Dios santo, familias con hijos y sin ingresos; parejas jóvenes que seguramente se irán al garete porque la ilusión del comienzo de una vida en común se ha transformado en la más dura de las pruebas y no estaban preparados; personas bien entradas en la madurez que han dado sus vidas, con todo lo que esa corta palabra conlleva, por sus trabajos y que de repente, se ven en la calle con una mano delante y otra detrás, pero sobre todo, con caras de incredulidad. ETC, ETC...
A pesar de este panorama horrible, he decidido que me tengo que sacar yo misma del pozo porque, como bien diría mi querida comadre Susana, como no te rescates tú sola no va a venir nadie a hacerlo. Cuánta razón, amiga.
Así que tras plantearme vender los muebles y las cosas inservibles de mi casa en el mercadillo, hacer fotografías del pueblo y vendérselas a los guiris en lo alto del mirador y demás ideas que me podrían aportar un dinerito, vi la luz cegadora de la solución definitiva.

¡Beetlejuice, Beetlejuice, Beetlejuice!

Crisis, crisis, crisis...Seguro que esa palabra ha funcionado como aquellas que, pronunciadas tres veces en las películas como Candyman o Beetlejuice, hacían aparecer a una criatura terrorífica e inquietante. Pero nosotros no la hemos pronunciado tres veces sino que la recitamos a diario hasta quedarnos secos y la hemos convertido en un monstruo que sí, es real, está presente, pero también nos come por dentro al no ser capaces de pensar en otra cosa. Es como un yunque de esos que le caían al coyote desde lo alto de la montaña y lo dejaban aplastado contra el suelo. Lo mejor de todo es que era siempre su propia trampa, ¿lo recordáis? Él perseguía al correcaminos y preparaba todo tipo de tretas contra él pero al final, siempre acababan volviéndosele en contra. Me estoy dando cuenta, tal y como estoy escribiendo, que a nosotros nos ha pasado los mismo: la ambición se nos volvió en contra y nos calló encima.
En fin, yo sólo soy una mujer de veintitantos que está muy asustada y se siente sola en medio de esta aborágine pesimista y desesperanzadora. Sé que no soy la única, por supuesto que no. No pretendo creer que soy una desgraciada por lo que estoy pasando, porque ciertamente soy muy afortunada en comparación con muchísima otra gente. En cambio, no puedo evitar pintarlo todo en negro, como el Jagger, porque estudié mucho, con lo que siempre me costó hacerlo, me titulé en fotografía para después, licenciarme en periodismo. Luego me largué al Reino Unido para que me dieran palos por todos lados aunque estos harían de mí una tía orgullosa de sí misma y satisfecha. Y después de todo este esfuerzo, muy enriquecedor pero duro al fin y al cabo, me veo de nuevo en mi pueblo, sin un céntimo para nada, triste y asfixiada.
¿Debería haberme quedado en Gales a pesar de que me fui de allí absolutamente convencida de que no era mi sitio? Al menos era autosuficiente y eso me llenaba enormemente. Pero no era feliz así que aquí estoy, en el pueblo donde nací y en el nunca encajé del todo. Yo no me siento parte de sus gentes por lo que es un ingrediente más para que todo se me nuble y el pesimismo me oprima el pecho.
SIN EMBARGO, hay una vocecita dentro de mí que me dice: ¡Coge el toro por los cuernos! ¡No te hundas en esta piscina inflable para niños! Todo está en mi mano señores y por mis ovarios que lo voy a conseguir porque...he tenido una idea.